Alineación

Es la colocación correcta de las llantas, deben estar paralelas entre ellas y perpendiculares al piso. En el argot automovilístico puede decirse que la “llantas deben estar bien pisadas”. Imagínate un zapato sobre el piso. Así deben verse, las 4 llantas bien parejas. La alineación se trata de ajustar los ángulos de las llantas.

Balanceo

consiste básicamente en compensar la diferencia de peso entre el neumático y la llanta. Se realiza mediante la aplicación de unos contrapesos (habrá de distintos pesos según el caso) en puntos del aro metálico de la rueda para homogeneizar toda la masa alrededor del eje. Eso detectará el peso correcto que debe ser ajustado para un balanceo ideal. Si un auto no está balanceado, puede presentar ruidos o vibraciones extrañas en el volante, en el instrumental y hasta en los asientos cuando se circula a una velocidad relativamente alta ( entre 80 y 120 kilómetros por hora) También es posible que muestre dificultades para girar hacia un lado específico. La realización de este procedimiento es clave para estirar la vida útil de los neumáticos y para el confort de marcha en el manejo. Es fundamental revisar el balanceo y la alineación cada vez que se colocan neumáticos nuevos o cuando se montan nuevamente después de una reparación o cada 10.000 kilómetros

Presupuestá con nosotros.

Un respresentante evaluará el problema, la solución y el alcance del servicio y se comunicará con vos.